Lecciones de la Parábola del Hijo Pródigo: Un Padre Ejemplar (Lu. 15:11-12)

prodigal-sonUn evangelista fue invitado a predicar en una prisión a los prisioneros. Cuando llegó a conocer al director de la cárcel le dijo, “nos han visitado unos 24 pastores durante el año y cada uno predicó sobre el hijo pródigo. ¿Le puedo rogar que predique sobre otro asunto?” El evangelista miró a su Biblia donde había marcado el texto de Lucas 15 y luego subió al púlpito. Pero en vez de poner el énfasis en el hijo pródigo, el evangelista determinó enfatizar el amor del padre que nunca perdió la esperanza de recuperar a su hijo.

Nuestra meta hoy es examinar la introducción a esta parábola a la luz de un padre que no

I. La naturaleza del amor de Dios para con las almas perdidas. Vs. 11  Esta parábola se conoce como la del hijo pródigo. En el mismo capítulo está la parábola de la oveja perdida, de la moneda perdida y ahora lo que mejor se describe como el hijo perdido. El enfoque no es tanto en los hijos sino en el amor del padre.

A. Es necesario comprender la naturaleza de Su amor.  Dios nos ama. Esto se explica en Juan 3:16. Pero en Lucas 19:10 Jesús clarifica a quienes se aplica el amor de Dios. Busca salvar a los perdidos. A veces es necesario perdernos para poder ser salvos. El amor de Dios es eterno y está ilustrado en este texto por su prontitud en recibir y restaurar a su hijo cuando vuelve a casa (Vs. 20; 22; cf. II Pedro 3:9).

B. Es importante entender el carácter de Su amor. No es permisivo (ej. David con Absalón) ni tampoco abusivo (ej. Saúl con David). Mientras el padre no sale a buscar a su hijo en esta parábola, es la memoria del carácter del amor bondadoso del padre que trajo al hijo al arrepentimiento y perdón. Mientras Dios desea la salvación del mundo, Su carácter no opera en contra de la voluntad humana. Esto está ilustrada en una hermosa manera en la auto recuperación del hijo cuando “volvió en sí” según V. 17.

II. La reacción del Padre al rechazo de Su amor. Vs. 12

A. La petición ingrata.  No es ilegal la petición del hijo pero no es común. Normalmente los bienes se dividen cuando el padre no está capaz de continuar con el manejo de los bienes. Es como si el hijo hubiera dicho “Muérete” al padre al realizar esta petición. Al hijo menor le corresponde un tercio de los bienes según Deut. 21:17.  Cansado de restricción, jadeante por la independencia, ya no puede aguantar más la revisión de los ojos de su padre. Este es un hombre impaciente de control divino, con el deseo de ser independiente de Dios, tratando de ser su propio maestro. Comentario crítico y explicativo sobre la Biblia entera (Vol. 2, p. 115).

B. La respuesta gentil.  Dios, cuando su servicio ya no parece una libertad perfecta, y el hombre se promete algo mucho mejor de otra fuente, le permite realizar la prueba; y él descubrirá, si es necesario mediante la prueba más triste, que partir de él no es liberarse del yugo, sino intercambiar un yugo ligero para uno pesado, y un Maestro de gracia por mil señores tiranos e imperiosos” [Trench ]. En Comentario crítico y explicativo sobre la Biblia entera (Vol. 2, p. 115).

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 5 de julio, 2016

[youtube https://youtu.be/ggm1f-Y3Q3Y]

Los Peligros De Las Apariencias (2 Tim. 3:1-7)

falsos maestrosEs peligroso ser un rebelde religioso. Pablo expresa un énfasis en el conocimiento y da informe sobre el carácter de los últimos días. Dice que debemos estar en alerta durante nuestra peregrinación terrenal. Esta advertencia es el segundo de dos que Pablo le ofrece a Timoteo. El otro está en 1 Tim. 4:1-2 donde Pablo dice que los últimos días serán caracterizados por falsos maestros. Pero no es un nuevo problema. Jer. 14:14 también advierte sobre los falsos profetas.

El mayor peligro es para los que están en la iglesia. Pablo invitó a los líderes de la iglesia en Éfeso a Mileto  donde los advierte sobre los futuros peligros Hechos 20:29-30. Hay advertencias por todo el Nuevo Testamento que se pueden resumir en peligros de enseñanzas falsas y vidas impías.

Pablo dice que en los postreros días, los días en los cuales nosotros mismos nos encontramos, habrá tiempos o distintas épocas peligrosas. Pablo enumere varios escenarios donde el peligro de ser un rebelde religioso puede afectar a la vida de un cristiano sincero.

I. Las características de cristianos falsos. Vs. 2-5

Pablo comienza esta sección con por lo menos 18 características que apuntan a un rebelde religioso. El amor propio está destacado en la lista y se podría resumir en la palabra egoísmo.

A. El cristiano falso se caracteriza por su orgullo. V. 2 El amor de uno mismo se ve mejor en el orgullo que siempre tiene su salida en palabras (blasfemos) que destruyen en vez de edificar al otro.

B. El cristiano falso tiene una familia en desorden. V. 3ª La vida familiar se destaca por su falta de respeto y la falta de (afecto natural).

C. El cristiano falso está plagado por una falta de auto control. V. 3b Estas personas son desagradables y buscan salir con lo suyo a cualquier costo. La palabra aquí traducida “calumniadores” es la palabra griega “diabolos” que es una descripción de Satanás mismo. Estas personas no tienen ninguna clase de auto control (infatuados).

D. El cristiano falso no es confiable. V. 4  El cristiano falso ama al placer más que a Dios.

E. El cristiano falso vive una doble vida. V. 5  Se consideran religiosos pero no compartan la fe cristiana. Es una religión sin relación.

II. Los convertidos a un cristianismo falso. Vs. 6-7

Estos falsos maestros parecen tener más éxito con las mujeres porque buscan aprovecharse de las dificultades en la vida cotidiana. El explotar sus susceptibilidades terminan engañando a toda una clase de individuos para sacarle su plata, servicio y lealtad. Porque ellos desempeñan este engaño en las iglesias, Pablo dice que hay que abandonarlos en vez de buscar reconciliarlos.

III. Los cabecillas religiosos de un cristianismo falso. Vs. 8-9

Parece ser que estos hombres imitaron a Moisés en sus aspectos de ministerio más públicos y maravillosos. Son una clase de magos imitadores igual como muchos de los líderes religiosos en los últimos días. Ellos serán juzgados juntos con sus seguidores. Hay que evitar ser un religioso rebelde para no sufrir el mismo fin.

Predica por el Pastor Jaime Greenwood, 26 de junio, 2017

[youtube http://youtu.be/UXbPWsdWLV4]

La Riqueza Es Vana (Santiago 5:1-6)

1¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. 2 Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. 3 Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. 4 He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. 5 Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza. 6 Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia. (Santiago 5:1-6)

La riqueza no te puede preservar del juicio venidero. El consumismo se conoce como el fenómeno donde la gente compra bienes y consume materiales en exceso de sus necesidades básicas. Las tendencias consumistas se aceleraron enormemente en el siglo 18 mientras el aumento de la prosperidad y de la movilidad social aumentaron el número de personas con ingresos disponibles para el consumo. Hubo cambios importantes en la sociedad como la comercialización de bienes para los individuos en lugar de artículos para el hogar, junto con la nueva posición de mercancías como símbolos de estatus, relacionadas con los cambios en la moda y deseados por el atractivo estético, en lugar de su exclusiva utilidad. Un autor observó que nuestro consumismo ahora requiere “que convertimos la compra y utilidad de bienes en ritos, que busquemos nuestras satisfacciones espirituales, nuestras satisfacciones del ego, en el consumismo” (Victor Lebow).

vanity-of-riches

I. Una fuerte reprimenda contra el atesoramiento. Vs. 1-3

Santiago comienza esta sección de su breve carta con una fuerte advertencia contra los preconceptos acerca de los ricos y sus riquezas. En vez de disculpar sus maneras horrendas de tratar a los demás, los advierta acerca del juicio venidero y el lugar de sus riquezas frente al tribunal de Dios.

A. Los ricos no pueden evitar el juicio venidero. V. 1

A diferencia de la sociedad, Santiago advierte a los ricos que van a aparecer delante del tribunal de Dios sin mejor mérito por simple ser ricos. Hubo un mal entendido en la sociedad que relacionaba la riqueza con la bendición de Dios.

Los mismos discípulos de Jesús respondieron con asombro cuando escucharon a Jesús pronunciar “que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios” (Mt. 19:24).

El lloro y aúlla, en vez de exponer a un corazón quebrantado por el pecado, más bien expresa el estado final de un alma no arrepentido que se encuentra juzgado por su pecado. En cierta manera Santiago intenta decir que si los malvados ricos pudieron ver el fin del juicio venidero sobre sus vidas, ya deberían empezar a llorar inconsolablemente por su destino.

¡No te equivocás! El tener posesiones y poder salir con lo tuyo en este mundo no significa que no te espera un día donde darás cuenta a Dios por tu vida.

B. Las riquezas acumuladas no sirven de protección contra el futuro juicio. Vs. 2-3

Santiago utiliza por lo menos tres maneras para expresar las medidas estándar de la cantidad de riquezas en la vida cotidiana. Riquezas quiere decir posesiones que indican la abundancia; ropas son las vestimentas que demuestran a la comunidad que uno es rico; y la plata es dinero acumulado que sobre abunda.

En todo caso, Santiago expresa que hay un problema de base en atesorar y acumular posesiones que terminan siendo inútiles para su dueño. El problema de las riquezas acumuladas es que no sirven para los propósitos de Dios. En Mt. 6:19 Jesús dijo que hay que atesorar riquezas en el cielo. Por no haberlo hecho, a estos malvados ricos solo les esperaba un juicio de fuego. Mientras sus riquezas acumuladas se empeoraban en condición por la falta de uso, demostraba cuán seguro era el juicio futuro.

Si nosotros acumulamos para tener, corremos el mismo riesgo de confiar en nuestra abundancia en vez de Dios. Él que lo hace es necio y no puede evitar ser juzgado en el futuro.

II. Una fuerte reprimenda contra la opresión de los pobres. Vs. 4-6

Santiago continúa con su reto de los malvados ricos al hablar de la práctica de maltratar a los más humildes.

A. Retener el salario de tus empleados es pecado contra Dios. V. 4

Esta información no es nueva. En Lv. 19:13; Dt. 24:14-15 Dios dio instrucciones en cuanto al pago de los salarios de los empleados. Santiago dice que por más que ellos son débiles y no tienen el poder económico para hacerte juicio El Dios de los Ejércitos los iba a defender. No solo los clamores de los jornaleros entraron en los oídos de Dios, sino también la plata misma le clamaba pidiendo justicia.

El mal uso de nuestros recursos en cualquier forma es pecado contra Dios.

B. El estilo de vida de uno adinerado puede determinar el destino final de un pobre. Vs. 5-6

Santiago dice que el vivir en deleites de los ricos a costo de los pobres ha producido, en más de una ocasión, la muerte del justo. Si alguien desea ser justo y vivir para siempre debe de repartir a sus bienes para los necesitados Sal. 112:9 citado en II Cor. 9:9.

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 19 de junio, 2016

Tener Paciencia El Uno Con El Otro (Mateo 18:21-35)

harold-copping-parable-of-the-unmerciful-servant-238x250x72Todos nosotros debemos aprender a perdonar de la manera que Dios nos perdona a nosotros. Una porción de la Palabra de Dios que nos ayuda practicar el perdón es la parábola del consiervo que se negó a perdonar en Mateo 18:21-35. Nos encontramos justo después de la enseñanza de Jesús sobre la confrontación de un hermano que peca y ahora Pedro le hace la pregunta a Jesús en cuanto a la cantidad de veces uno tiene que perdonar. Pero Jesús no busca limitar el perdón con una cierta cantidad de veces que tenemos que perdonar, sino que explica cuál es la base para aplicar el perdón. El siervo le debía a su amo una suma equivalente a unos 200.000 años de salario para un labrador de campo. Lo que enseña la parábola es que un siervo tiene una deuda impagable mientras el otro debía una suma significante. “El mensaje de la parábola radica en la enorme diferencia que había entre la cantidad de las deudas” (Bridges).

 

21Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? 22Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. 23Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. 24Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. 25A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda. 26Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. 27El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda. 28Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes. 29Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. 30Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda. 31Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado. 32Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. 33¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? 34Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.35Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis detodo corazón cada uno a su hermano sus ofensas. (Mat. 18:21-35)

I. Nuestra enorme deuda espiritual delante de Dios está representada. Vs. 23-24 

La primera cantidad de dinero representa lo que uno no puede pagar sólo. No hay nadie en el mundo que puede pagar su deuda que tiene con Dios por haber roto Su ley. “Nuestra deuda con el Señor es materialmente impagable” (Bridges). Por más que uno dice haber recibido mucho daño por parte de otro, no tiene comparación con lo que significa pecar contra Dios.

II. Nuestra deuda puede ser perdonada. Vs. 25-27

El siervo no pudo pagar la suma exorbitante de su deuda y el rey se vio obligado buscar una forma de recuperar parte de la suma adeudada. Mando a vender al deudor con su patrimonio y su familia. Cuando el siervo le rogó al rey pidiéndole perdón su amo fue “movido a misericordia” y le perdonó toda la deuda. Las implicancias para el rey son enormes porque significa una baja de su propio patrimonio. A la vez, para el siervo significa la oportunidad de tener un nuevo comienzo en la vida sin la necesidad de volver a pagar la deuda impagable.

III. Nuestro perdón tiene que igualar lo que hemos recibido. Vs. 28-35

Así que, nuestra base para perdonar a otros es el enorme perdón de Dios que recibimos a creer en Su hijo. Tenemos la responsabilidad de perdonar porque Dios nos ha perdonado mucho. Si no reconocemos que nosotros en realidad somos los deudores de diez mil talentos, seguiremos imposibilitados para perdonar a todos los que nos han lastimado en esta vida, o a quienes continúan haciéndolo. Cuando nosotros demandamos más de nuestros “consiervos” de que nuestro “amo” demanda de nosotros, somos infieles al perdón que hemos recibido. En Mateo 6:14-15 Jesús dice claramente que el recibir el perdón está basado en el perdón que extendemos a otros.

Predica por el Pastor Jaime Greenwood, 5 de junio 2016

Poniéndose en su Lugar (Santiago 4:10)

humildad

10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

Una definición de la humildad es: La señal que muestra que uno realmente entiende la vida. Humildad es simplemente el reconocer la posición verdadera del hombre y cederle a Dios su lugar como Dios. Colosenses 1:16-17 dice “Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él. Y Él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en Él subsisten”.
Pero el hombre dice en su corazón “Yo quiero que todos me dejen en paz para poder hacer lo que quiero”. “Yo quiero vivir mi vida a mi manera”. “Yo quiero que otros me sirvan a mí, en vez de tener que servir a otros”.
Todas estas actitudes reflejan un corazón falto de la actitud correcta tocante la humildad.

En Jeremías capítulo 38 encontramos a la ciudad de Jerusalén sitiada por los babilonios. El profeta ya ha mencionado en varias oportunidades que si la gente está dispuesta a entregarse a los babilonios que no le harán daño, pero si no van a ser destruidos con la ciudad. Los príncipes de Israel le acusaron a Jeremías de traicionar a la patria y de desanimar a los hombres de guerra. El profeta es entregado a la cárcel y metido en una cisterna donde hay cieno o lodo en vez de agua. Uno de los consejeros del rey le ruega por la vida de Jeremías y el rey le concede sacar a Jeremías de la cisterna y mantenerlo en el patio de la cárcel. Usaron trapos viejos y ropas raídas atadas como una soga y el verso 13 dice “de este modo sacaron a Jeremías con sogas, y lo subieron de la cisterna” cumpliendo así con las palabras del Salmo 40:2 donde dice “Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos”.

En el contexto de nuestro texto vemos que Santiago revela como la gracia salvadora es recibida. Pero hay trabas a la gracia de Dios cuando nosotros somos faltos de humildad. El orgullo es uno de estas trabas y se muestra en nuestras vidas mayormente en dos maneras.

I. Cuando insistimos en obtener nuestro propio camino.
A. Esto es indicio de un rebelde. I Samuel 15:23
Hay mucho en juego cuando rehusamos humillarnos delante de Dios.
B. Arrepentirnos de nuestra rebeldía es un aspecto de la humildad. Proverbios 28:13
Nuestro orgullo no nos permite reconocer nuestra verdadera naturaleza. Pero un corazón contrito favorece al recibir la gracia de Dios.

II. Cuando pensamos que nuestros propios esfuerzos hicieron posible cualquier logro o éxito.
A. La humildad también es darse cuenta de que alguien aparte de nosotros es responsable por todo lo bueno en nuestras vidas.
“¿Quienes son las personas que Dios ha puesto en su vida quienes hoy por hoy merecen el reconocimiento por hacerse lo que usted es hoy?”
De igual modo que es nuestro Dios que nos ofrece la salvación y quien demanda nuestra humildad para traernos a Dios.
B. La única transformación que finalmente será para nuestro bien y para la gloria de Dios comienza con la humildad. Vemos lo que dice Dios acerca de cómo realmente funciona la vida (Efesios 2:8-9) I Pedro 5:5 –  “revestidos de humildad”

Muchas de las personas “exitosas” hoy día están conocidas por su arrogancia de autoconfianza, su control sobre otros o su estilo de vida auto gratificación.

Dios nos llama a otro estándar como lo que vemos en Lucas 14:11; Col. 2:6; Prov. 16:19

¿Qué le impide someterse a Dios y a la vida del humilde?
“Yo no quiero que Dios controle a mi vida porque Dios”
1. Me mantendría pobre el resto de mi vida.
2. Me haría dejar a algunos de mis amigos por su estilo de vida.
3. Me haría la vida miserable y no podría divertirme.
4. Yo terminaría en el ministerio o en algún campo misionero.

En nuestra perversidad pensamos que Dios es la maldad más grande en nuestras vidas de la cual nos tenemos que proteger. ¡Qué orgullo se revela eso dentro de nosotros!

La humildad nos trae un espíritu de gratitud en acción de gracias. Puede ser demostrado por someterse a Dios y los que ha puesto en su vida para dirigir su vida. El mejor ejemplo en esta tierra es Jesucristo quien… Fil. 2:8-9

Predica por el Pastor Jaime Greenwood, 29 de mayo, 2016

Ánimo Para Ser Perseverante (Hebreos 6:9-12)

perseverante

9Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así. 10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. 11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, 12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

I. Nuestras acciones demuestran nuestra dedicación a Cristo. V. 9

En vez de estar en la categoría de los que están cerca a ser maldecidos, y que su fin es el ser quemado (v. 10), los “amados” en Cristo han persuadido al apóstol que pertenecen a la fe genuina porque sus vidas demuestran que pertenecen o están ligados a la verdadera salvación. Esto a pesar de que los advierten en los vs. 4-8 de no profesar fe sin ningún cambio en su ser.

II. Nuestra dedicación es premiada según la rectitud de Dios. Vs. 10-12

A. Dios no es injusto a su propia promesa llena de gracia. V. 10

B. Llegamos a ver que el autor de Hebreos quiere estimular el mismo sentir en todos los santos.

C. No podemos bajar los brazos y ser lentos en cumplir con nuestro deber. V. 12 No recibimos un premio porque nuestras obras nos llevan a merecerlo. El autor aquí dice que hemos servido y debemos continuar sirviendo a los santos.

1. Un siervo no gana mérito por su servicio, solamente hace lo que es su deber.

2. Nuestro mejor esfuerzo no puede compararse con todo lo que no cumplimos.

3. Toda nuestra fuerza proviene de Dios. Así que es por Su gracia y en Su nombre que podemos participar en una “obra de amor” y no en un grupo selecto. V. 11 Si cada uno puede servir a los demás, entonces no habría falta en el pueblo de Dios. El amor que nos une no es suficiente porque debe haber perseverancia o solicitud en nuestro servicio. Nuestro servicio tiene que perseverar hasta el fin o hasta viene Cristo cual es nuestra esperanza. En el 5:11 ellos están retados por ser “tardos en oír” y ahora dice que no desea que lleguen a ser tardos en hacer. Deben de imitar o seguir el ejemplo de los que han esperado pacientemente (Ef. 5:1; 1 Cor. 11:1). Las promesas son nuestras (Heb. 11:13, 39, 40) pero se consiguen a través de la fe junto con la paciencia (I Cor. 13:4). Esto sigue el formula del apóstol Pablo en I Cor 13:13)

predica por el Pastor Jaime Greenwood, 22 de mayo, 2016

Como Tener Éxito en un Mundo Perverso (Fil. 2:12-16)

1. La obediencia a Cristo es el secreto para ser un cristiano exitoso (Fil. 2:12-13)
2. Ser obstinado produce trabas al éxito (Fil. 2:14-15)
3. Brillar para iluminar al mundo es el verdadero indicio de éxito (Fil. 2:15-16).

predica de Pastor Jaime Greenwood, 15 de mayo, 2016

[youtube https://youtu.be/UhSp_ccDXio]

verse FILIPENSES-2.15